Todos sabemos que no es lo mismo dormir que “dormir bien”. En ocasiones nos acostamos a dormir y nos despertamos con un brazo, hombro, oreja o espalda doloridos. Ello suele deberse a que no adoptamos la posición para descansar óptimamente.

De hecho, hay estudios que aseguran que una buena posición al dormir no solamente influye en el descanso, sino también en nuestro bienestar y en nuestra personalidad.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Stony Brook, ha publicado un estudio en la revista Journal of Neuroscience, en el que aseguran que dormir de lado facilita la eliminación por parte del cerebro de residuos y desechos. Es curioso porque en el estudio se desveló que la mayor parte de las personas duermen de lado, y esto podría deberse a que la evolución habría priorizado esta postura frente a otras.

Dormir de lado previene el dolor de espalda y cuello y disminuye los ronquidos. Además, es también la mejor postura para dormir durante el embarazo. Pero tiene un pequeño efecto negativo, pues no previene la aparición de arrugas en el rostro.

descansar - manterol

Para dormir en esta postura, se recomienda una almohada de soporte firme y volumen medio, como la Almohada Óptima de Manterol, para que tu columna permanezca recta en consonancia con el cuello al dormir.

También se han hecho estudios sobre la posición idónea para dormir, desvelándose que se descansa mejor al dormir boca arriba a nivel corporal, pues puede prevenir también el dolor de cuello y espalda, minimiza las arrugas y viene bien para ayudar a reducir el reflujo de la acidez.

Para las personas que suelen dormir boca arriba, es recomendable una almohada que no sea muy voluminosa, que permita mantener la columna y el cuello rectos permitiéndonos dormir boca arriba: la Almohada viscolástica de Manterol proporciona una perfecta adaptabilidad y alivia la presión, favoreciendo una correcta posición de cabeza y cuello.

En cambio, no es tan buena idea ponerse a dormir en posición fetal: Una de las pocas ventajas con las que cuenta esta postura es que disminuye el nivel de ronquidos, pero en general tiene más desventajas que ventajas, pues con el tiempo puede dañar la columna y el cuello, además de mantenerse estos en tensión para dormir, lo que afecta al descanso nocturno. Aún más si subes demasiado las rodillas.

Si estás muy acostumbrado, trata de acostumbrarte a enderezarte poco a poco, pues se trata de una inversión a largo plazo en salud.

Si aún así, estás tan acostumbrado a dormir en esta postura que tu cuerpo no la quiere cambiar, es recomendable una almohada grande y con volumen, como la Almohada Supreme de Manterol, con un soporte medio y un volumen alto.

bebe - manterol

Otra de las posturas típicas para dormir, es boca abajo, pero con la cabeza de lado (para poder respirar). Es una postura que solemos adoptar cuando estamos tan cansados que simplemente nos tiramos en la cama. Sin embargo, no es una buena posición, pues ejerce presión sobre los músculos y articulaciones del cuello y de la espalda.

Para que el cuello no sufra al dormir en esta postura se recomienda un tipo de almohada fina, que no nos levante mucho la cabeza al estar boca abajo. Un relleno Aladin puede ser una buena opción.

En definitiva, adoptes la postura que adoptes, Manterol tiene una almohada especialmente fabricada para tu descanso. En nuestra sección Descanso, puedes ver todas las posibilidades.

 

Un comentario en “Las mejores posturas para dormir”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *