Que nuestro descanso sea reparador no depende sólo de la cama, sino también de la almohada. Es fundamental tener una que nos permita descansar bien y que se ajuste a nuestras necesidades. Pero ¿qué almohada elegir? Para resolver a esta pregunta, primero tenemos que entender cómo se fabrica y qué hay dentro de una almohada. En este artículo te lo explicamos.  

Tipos de relleno de almohada

Hoy en día existen diversos materiales de relleno para almohadas, cada uno con sus características propias. Podrás elegir uno u otro según el efecto que quieras crear. Por otro lado, para conseguir una almohada más alta o baja solo hay que poner más o menos cantidad del relleno. 

Rellenos naturales

Por un lado tenemos las fibras naturales. Las de origen animal son las de plumón, las más clásicas. Las de origen vegetal son de una fibra llamada kapok. Las fibras naturales son resistentes y suelen mantener su forma más tiempo, así como su firmeza. 

El plumón es un producto natural, que tiene una larga duración y alta recuperación. Esto quiere decir que podrás disfrutar de tu almohada como nueva durante mucho tiempo, sin que se deforme o se vuelva incómoda. Aunque la uses durante años, seguirá conservando sus propiedades iniciales.

Fibras sintéticas

En este caso encontramos muchos rellenos artificiales, como el poliéster o acrílicos. Tienen la desventaja de deformarse antes que las fibras naturales y además no son tan suaves. Pero suelen ser más baratas y además algunas de ellas son hipoalergénicas.

Unas de las más comunes son las de fibra, con características no muy distintas a las presentadas por las fibras naturales. Además, son muy versátiles, ya que se pueden encontrar distintos materiales que aportarán diferentes firmezas y soportes. También suelen ser hipoalergénicas y se consiguen con distintas durezas. Las almohadas de fibra sintética se caracterizan también por la facilidad de mantenimiento, son resistentes y fáciles de limpiar.

Por otro lado tenemos las almohadas de viscolástica, que también son muy anatómicas, aunque no siempre apropiadas si duermes de lado. Sin embargo, un fisioterapeuta o médico te las puede recomendar si tienes problemas de espalda o cuello porque pueden ser muy efectivas.

Nuevos materiales para descansar mejor: almohada antirronquidos

En las últimas décadas, la tecnología ha servido para desarrollar nuevos materiales que permiten solución a algunos problemas cotidianos. El mejor ejemplo quizás sea la almohada antirronquidos. Esta se fabrica con un relleno llamado 3Tex, formada por millones de fibras entrelazadas en una estructura tridimensional, de tal forma que proporciona soporte sin perder la forma con el uso. Además, se ha diseñado de tal manera que te haga dormir con la boca cerrada y respirar por la nariz, reduciendo los ronquidos y evitando la aparición de apnea del sueño. 

La ciencia avala este producto, ya que los estudios han revelado una efectividad del 84,2%. Reduce los ronquidos en más del 75% y las apneas en el 67%. Es decir, esta tecnología 3Tex permite dormir mejor, roncar mucho menos y hacerlo a mejor volumen. Sin duda, una gran inversión para dormir solo ¡y sobre todo en pareja! 

¿Cómo escoger la mejor almohada?

Si estás pensando en cambiar de almohada y no sabes cuál elegir, en Manterol podemos ayudarte, ya que tenemos diversas opciones pensadas para hacer que tu descanso sea más placentero. En primer lugar, si tienes algún problema médico, deberías buscar alguna almohada recomendada por el médico o el fisioterapeuta, que pueda aliviar tu problema. 

Si no es tu caso, te recomendamos que tengas muy en cuenta tu posición preferida al dormir, ya que eso condicionará elegir una almohada u otra. La dureza y firmeza dependen de tu gusto personal. Además, si tú o tu pareja tenéis alergias, compra una que sea hipoalergénica para evitar problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *